Por: Jesús Ruiz / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

La investigadora Olga López aseveró que la criminalización y la revictimización se han convertido en la principal estrategia del Estado ante el surgimiento de grupos de activistas y de defensores de los Derechos Humanos que señalan los errores o la negligencia de los gobernantes.

Al respecto, al participar en la Mesa “Violencia, inseguridad y criminalización de la protesta”, como parte del Primer Foro Regional del Golfo “Acción Colectiva y Movimientos Sociales organizado en la USBI de Xalapa, comentó que en Veracruz esta problemática se acentúo desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán.

Así, consideró que los activistas en Veracruz están en un riesgo latente, tanto por parte del gobierno como del crimen organizado.

“Cada vez más defensores de los Derechos Humanos están denunciando que están siendo víctimas de agresiones. Hay casos como el de Lucía de los Ángeles Díaz Genao, pero también de otras madres que buscan a sus hijos, así como de activistas y defensores de una causa”, observó.

Consideró que pese a esta situación cada vez surgen más activistas por las mismas circunstancias de violencia que atraviesa Veracruz y estos a su vez están formando redes a nivel nacional e internacional, en un intento de protegerse.

“Hay una línea es delgada entre los actores gubernamentales o los poderes facticos, ya que no sabemos en dónde comienzan y en dónde terminan (…). A nadie le gusta que le digan sus verdades, sobre todo si hay un Estado omiso o cada vez más negligente o insensible”.

Explicó que su participación en el foro está basada en su tesis de doctorado “Campos de Defensa de Derechos Humanos en Contextos Subnacionales de Violencia”.

Con dicho trabajo analizó el campo de defensa de Derechos Humanos en Xalapa, así como la forma en que se han ido articulando los diferentes grupos colectivos y personas que protegen sus garantías a partir de la violencia que se ha ido acrecentando.

Explicó que el Estado criminaliza con acciones concretas, como cuando los altos funcionarios aseguran que madres o familiares de desaparecidos, o quienes están desaparecidos, están o estuvieron relacionados con la delincuencia.

“Cuando les dicen que en algo andaban y por eso les pasó lo que les pasó. Esa es criminalización y revictimización, la estrategia principal que se ha utilizado”, aseveró López.

Apuntó que con sus estudios comprobó que sectores como las brigadas de búsqueda de desaparecidos, reporteros, o los defensores de Derechos Humanos, generalmente se ponen en riesgo incluso en la capital de Veracruz.

“Con los reporteros generalmente los funcionarios cuestionan de quién estaba recibiendo dinero y a quiénes les estaba haciendo caso en su trabajo; la criminalización no es nada más que lleguen y te meten a la cárcel, implica un proceso de señalamiento y de revictimización.

“Dicen que tú estás haciendo las cosas mal y por algo te está pasando algo malo, un castigo del Estado de forma simbólica o directa sobre lo que te está sucediendo”, subrayó.

 

Fuente: Agencia Imagen del Golfo