Por: Jesús Ruiz / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

En los últimos siete años Veracruz incrementó en 20 por ciento sus hectáreas cultivadas con caña de azúcar, subiendo la producción de azúcar en 27 por ciento.

Sin embargo cada vez son menos los empleos que este cultivo genera, situación que se agrava con el cierre de ingenios y la concentración del 40 por ciento de las factorías del país en seis empresas.

Lo anterior lo señaló el ponente Jaime Díaz al participar en el Primer Foro Regional del Golfo “Acción Colectiva y Movimientos Sociales”, en el que refirió que en menos de siete años han cerrado cuatro ingenios en Veracruz.

Al ofrecer su ponencia “Cambios en la Industria azucarera en el Estado de Veracruz y la Exigencia de una Nueva Organización Social”, explicó que la entidad sigue siendo la más importante en la producción de azúcar en el país.

Contextualizó que en 1959 había 23 ingenios en Veracruz, para 2009 había 22, es decir que cerró uno, y para 2016 cerraron otros cuatro ingenios, persistiendo hasta la fecha 18 factorías.

Explicó que el incrementar en 20 por ciento las hectáreas trabajadas la producción de azúcar subió en 27 por ciento. En contraparte apenas ha crecido en 10 por ciento el personal empleado en el corte de caña.

“En 2009 había 269 mil hectáreas cultivadas, lo que para 2016 pasó a 323 mil hectáreas. A pesar de que ha crecido en más del 20 por ciento la cantidad de hectáreas cultivadas, cada vez hay menos empleo”, subrayó.

Díaz agregó que la crisis en que se encuentra el cultivo también se complica con el mercado en competencia como el de la fructuosa importada, así como el ingreso de capital extranjero, especialmente de Guatemala y Colombia.

“Coca Cola, Nestlé y Gamesa, son las empresas más consumidoras de azúcar en el país. Pero de 58 ingenios en el país hasta hace unos años ahora hay 52, con lo que se concentran los ingenios en un menor número reducido de manos.

“De los 52 ingenios 11 pertenecen a un solo grupo llamado Beta San Miguel, luego de que el Estado se los vendió en un buen precio para los empresarios. Otros seis pertenecen a Coca Cola o a sus empresas asociadas; tres a socios de Pepsi y los otros a empresas variadas, pero casi el 40 por ciento de los ingenios están en cinco o seis manos”.

De acuerdo con el ponente, este contexto provoca que los productores busquen cambiar de negocio y generar electricidad, más que azúcar, debilitando con ello la industria que se centraba en tres organizaciones de trabajadores; la CNC, la CNPR y la CTM, así como algunas agrupaciones independientes.

“Con esta situación disminuye la oferta laboral en la zona, se precarizan los empleos, no crece la planta laboral, disminuye la capacidad de los sindicatos, de ahí que ahora las personas tienen que organizarse y abarcar temas como la ecología, la afectación al suelo, así como enfrentar esta problemática a futuro”, opinó.

 

Fuente: Agencia Imagen del Golfo


Producción de caña crece, pero no abre empleos

Por:  Norma Trujilloo
A pesar de que hay crecimiento en la producción de caña de azúcar, es grave la situación ante el cierre de los ingenios y la concentración del 40 por ciento de las factorías del país en seis empresas, dijo Jaime Díaz al participar en el Primer Foro Regional del Golfo “Acción Colectiva y Movimientos Sociales”.

Durante la conferencia “Cambios en la industria azucarera en el estado de Veracruz y la exigencia de una organización social”, que se llevó a cabo en la USBI-Xalapa, Jaime Díaz dijo que el estado sigue siendo el principal productor de azúcar en el país, con un incremento de un 20 por ciento en sus hectáreas, aunque cada vez son menos los empleos que se generan en este rubro.

También señaló que en menos de siete años han cerrado cuatro ingenios en Veracruz, cuando en 1959 Veracruz tenía 23 ingenios azucareros; en el 2009 había 22 y en el 2016 cerraron otros cuatro ingenios, es decir sólo quedan 18 ingenios operando en la entidad.

Se incrementa en 20 por ciento la producción de azúcar de caña, pero no ha crecido la contratación de trabajadores para el corte de caña, cuando antes se requería de mucho personal para desarrollar esta labor.

Así, dijo que para que sea redituable este cultivo se calcula que por cada hectárea se deben generarse 80 toneladas de caña de azúcar; pero muchos productores no logran esa producción y en ocasiones no recuperan su inversión y optan por vender sus terrenos o modificarlos de cultivo.

Fuente: La Jornada Veracruz